dilluns, 26 de gener de 2009

i en Damià...

LITERATURA

Paralizado el proyecto de llevar al cine un cortometraje del escritor encontrado entre los papeles de Damià Huguet

  
VOTE ESTA NOTICIA  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
El escritor Damià Huguet fue un íntimo amigo de Blai Bonet.  

L. DURÁN. PALMA. Un año y medio atrás, Biel Huguet miraba entre los papeles de su padre, el escritor Damià Huguet porque estaba en pleno proceso de preparación de los distintos actos que se están llevando a cabo sobre la obra y vida de su progenitor. Se encontró con un manuscrito de Blai Bonet. Se trata de las Primeres pàgines de la Bíblia, según Blai Bonet.
"No es un guión en sentido estricto. Podríamos decir que se trata más de un escrito, con todo tipo de indicaciones que le hace Blai Bonet a mi padre", matiza Biel Huguet. "Es muy preciso en la descripción de las imágenes y en el tono general de la narración", añade Huguet.
Se trata de una historia de Adán y Eva, "en versión Blai", es decir, en la que vierte todo su mundo. Adán pasará a llamarse Lluís. A Eva le mantiene el nombre. La pérdida de la inocencia es volcada en una playa virgen y Lluís y Eva son dos adolescentes. De esta manera, Bonet como es habitual en su prosa, acerca los mitos cristianos a una realidad más cotidiana.
Al igual que a su padre, el cine es un asunto de interés primordial para Biel Huguet. De ahí que, junto a su amigo Miquel Àngel Raió, director mallorquín que ha participado recientemente en el vídeo Somnis de somnis, entre otros trabajos, decidieran hacer un proyecto de cortometraje. Sin embargo, tal y como él mismo señala, "ha quedado en el aire porque si nadie muestra interés, nosotros no podemos hacernos cargo de él".
Nadie en la familia de Huguet conocía la existencia de este guión de Blai Bonet. "parecía que era un tema que habían hablado, pero mi padre nunca contó nada. Lo guardó en un cajón 25 años", cuenta su hijo.
Blai Bonet regresó a Mallorca a principios de los años 70, en un momento muy creativo. En Mallorca era un outsider y como tal, hubo veneración por los escritores de las nuevas generaciones que no dudaban en ir a verlo y conversar con él. Con Huguet mantenían una amistad de años que aún perdura entre sus familiares.

1 comentari:

j.t. ha dit...

sort que els noucentistes estantissos, en canvi, no paren! :)